Burgos

De tapices
Saltar a: navegación, buscar

Burgos

Castilla y León

Provincia Burgos

Municipio Burgos

La ciudad gótica de Burgos es la representación del poder económico y político que alcanzó entre los siglos XIII y XV. Su paradigmático topónimo, plural de la palabra germana burgo (‘conjunto de casas’), remarca su carácter de comunidad civil, equiparable a los más avanzados ejemplos de Francia, Flandes o Italia de la época.



Los orígenes

La ciudad de Burgos fue fundada en 884 por el conde Diego Rodríguez Porcelos, quien mandó edificar un castillo en el estratégico cerro que domina el valle burgalés, para reforzar la línea defensiva establecida por el rey Alfonso III de León contra los ataques musulmanes. La ciudad, estrechamente ligada al Cid Campeador (siglo XI), adquirió impulso por la Iglesia (en 1085 se celebró el concilio que sustituyó el rito mozárabe por el romano en España) y por Alfonso VIII, quien fundó en 1187 el monasterio de las Huelgas Reales.


Cruce de caminos

En el siglo XIII inició su desarrollo como ciudad gracias a su privilegiada situación de cruce de rutas entre el Camino de Santiago y las vías que unían el interior de España con los puertos marítimos del norte y con Francia. Sede de las Cortes de Castilla y de una importante diócesis, para abastecer a los peregrinos jacobeos surgieron las primeras ferias, mercados y hospitales, y por el Camino se importaron novedades religiosas y artísticas. Pero el origen de la riqueza de Burgos estuvo en el comercio exterior, especialmente en el prestigio que la lana merina española había alcanzado en los mercados de Flandes, Francia, Alemania, Inglaterra e Italia. Burgos centralizó el comercio de la lana, así como del hierro contratado en las ferias de Balmaseda; estos productos se exportaban en barcos fletados en los puertos vascos y cantábricos. La represión de los comuneros (1521) señaló el principio de la decadencia, de la cual no comenzó a recuperarse hasta la segunda mitad del s. XIX.


La ciudad gótica

Burgos ha sido caracterizada como urbe gótica por la cantidad e importancia de los edificios de este estilo que conserva, ya que fue entre finales del siglo XII y comienzos del XVI cuando alcanzó su mayor esplendor. Se conserva el trazado urbano medieval de la zona protegida por el cinturón de murallas, en cuyo centro se sitúa la catedral. Del recinto fortificado del siglo XIII se conservan restos de los paramentos y cinco de las ocho puertas que comunicaban la ciudad con el exterior. Las más antiguas son las de San Martín y San Esteban, que conservan su estructura mudéjar; de las restantes la más importante es la de Santa María (siglo XIV, reformada entre 1536 y 1553). El conjunto de iglesias de la ciudad constituye en su mayor parte un importante grupo de edificios góticos construidos entre los siglos XIII y XV; los más antiguos son los de Santa Clara (siglo XIII), San Lesmes (1380) y San Esteban (1280-1350). La de San Gil fue construida a finales del siglo XIV. Del siglo XV son las iglesias de Santa Gadea, de la Merced, de Santa Dorotea y de San Nicolás. La iglesia de San Cosme corresponde en su mayor parte al siglo XVI.


El Real Monasterio de Las Huelgas

Uno de los principales conjuntos arquitectónicos de la ciudad es el Real Monasterio de Las Huelgas. Situado junto al río Arlanzón, fue fundado en 1187 por Alfonso VIII y Leonor de Plantagenet con destino a una comunidad de religiosas cistercienses. Destinado a panteón de los soberanos castellanos y su familia hasta el reinado de Fernando III. Rodeado por un recinto amurallado, estaba constituido por los edificios monacales y sus anexos y por la iglesia, de estilo románico de transición, construida entre 1185 y 1230. El edificio posee dos claustros: uno del gótico inicial, denominado de San Fernando, y otro románico, denominado las Claustrillas, del siglo XII. La sala capitular (siglo XIII) se adscribe a los rasgos propios del estilo cisterciense. En las dependencias del cillero o almacén de grano (siglo XIII) se aloja el Museo del Monasterio o de Telas Medievales. Conserva una rica colección de tejidos, una colección de bordados del siglo XIII y el denominado Códice de las Huelgas, con 186 piezas musicales que componen el principal exponente de la polifonía hispánica de los siglos XIII y XIV.


La arquitectura civil

En cuanto a los edificios de carácter civil, destacan los hospitales de Barrantes (1627) y de la Concepción (1561); el de San Juan (siglo XIV), integrada en el monasterio benedictino homónimo, transformado en el siglo XVI; y el Hospital del Rey, fundado en el siglo XIII por Alfonso VIII, también muy renovado en el siglo XVI. La Casa del Cordón, palacio de los Condestables de Castilla, fue edificada en las últimas décadas del siglo XV, y presenta elementos de transición al Renacimiento. Otros edificios destacables del siglo XVI son el palacio de Castrofuerte y las casas de los Orense-Manrique, de los Butrón, de Angulo y del Cubo, así como la Casa de Miranda (1545), sede del Museo de Burgos (prehistoria, arqueología, orfebrería medieval, pintura y escultura de los siglos XV y XVI).

Singular importancia ofrece, así mismo, la cartuja de Miraflores, situada a las afueras de la ciudad. Las obras se iniciaron en 1454. De todo el conjunto es sin duda la iglesia su dependencia más importante. Fue concluida en 1488. El Museo de la Real Cartuja de Miraflores cuenta con muchas otras obras artísticas de interés.


Información turística

Oficina Municipal de Turismo

Calle Nuño Rasura nº7

09003 Burgos

Teléfono: 947 288 874

infoturismo@aytoburgos.es

www.aytoburgos.es



FP



Herramientas personales
Espacios de nombres

Variantes
Navegación
Herramientas