Comunican a Yoás que Gedeón ha derribado el altar de Baal

De tapices
Saltar a: navegación, buscar


Comunican a Yoás que Gedeón ha derribado el altar de Baal
Gedeón no se muestra en primer plano en este paño, que en cambio coloca a su padre, Yoás, sentado frente a una multitud que le pregunta por la destrucción del templo de Baal y la tala del bosque sagrado, sucesos que se detallan en las escenas posteriores. La distribución de las figuras en un espacio lleno de vegetación repite la de los otros paños como también la ancha orla que lo enmarca. Se aprecia la marca del tapicero en el extremo inferior del orillo derecho.

La destrucción del altar de Baal

Según el Antiguo Testamento (Jueces 6, 25-32), después del anuncio del ángel, Yahvé dijo a Gedeón: “Derriba el altar de Baal que tiene tu padre y tala la aserá que está junto a él”. Dios se mostraba implacable contra la idolatría en la que habían caído los hijos de Israel y ordenó a su elegido destruir el altar del falso dios Baal. Gedeón tomó a diez hombres y llevó a cabo el mandamiento divino “pero por temor a su familia y a la gente de la ciudad, en vez de hacerlo de día lo hizo de noche”. Esta escena se representa en la parte superior del paño, en el centro: Gedeón observa cómo sus sirvientes han derribado al ídolo y proceden a destruir su altar. A la izquierda se muestra el momento en el que se cumple la segunda parte del mandato: la tala de la aserá junto al altar de Baal. Aserá, diosa fenicia de la vegetación, era la contraparte femenina de Baal, y se representaba como un tronco de árbol, símbolo de la vegetación. Los hombres de Gedeón talaron el bosque sagrado y se les ve trasladando los troncos que servirán para levantar un altar en el que ofrecer “el toro cebado que tiene tu padre [...] en holocausto con la leña de la aserá que hayas cortado”. Este episodio es visible en la parte superior derecha del paño, expresado con gran fidelidad al relato bíblico.


Yoás defiende la acción de su hijo Gedeón

En vez de resaltar estas escenas en las que se cumple la orden de Dios, se relegan a un segundo plano para colocar en lugar principal el momento en que israelitas, sabedores de lo ocurrido, se presentan ante Yoás, al que dijeron: “Sácanos a tu hijo para que muera pues ha derribado el altar de Baal y talado la aserá que estaba junto a él”. El padre de Gedeón, que aparece sentado, se negó y además respondió que si Baal era tal dios debería vengar la afrenta, lo que evidentemente no hizo, “por eso se llamó a Gedeón desde aquel día Yerubbaal, diciendo que Baal ponga pleito contra él, puesto que es él quien había derribado su altar”.


Serie Historia de Gedeón

Segundo paño de la serie

Modelo Atribuido a Maerten van Heemskerck

Manufactura Frans Geubels, Bruselas, tercer cuarto del siglo XVI

Materia Seda y lana

Medidas 371 x 403 cm

Situación Museo Diocesano de la catedral de Albarracín (Teruel)

Procedencia En la catedral de Albarracín desde 1608. Legado del obispo Vicente Roca de la Serna



MAZ



Herramientas personales
Espacios de nombres

Variantes
Navegación
Herramientas