Desembarco en Arcila

De tapices
Saltar a: navegación, buscar


Desembarco en Arcila
La numerosa flota portuguesa llega a la ciudad de Arcila al mando de su rey Alfonso V de Portugal quien, acompañado del Príncipe Juan, aparece al menos dos veces, pues las escenas se suceden en una narración colorida y llena de personajes.

400 embarcaciones y 30.000 hombres

Según la cartela superior del paño, escrita en latín con caracteres góticos, la flota portuguesa que partió de Lisboa el 15 de agosto de 1471 estaba formada por 400 embarcaciones y un contingente de 30.000 hombres. Después de seis días arribaron a la costa africana, donde la mala mar hizo que el desembarco fuera peligroso y de terribles consecuencias para algunos miembros de la expedición, que perecieron ahogados, como se muestra en el tapiz. El texto resalta las virtudes heroicas del monarca, alabando su valor y su defensa del cristianismo.


Armas de Portugal

Tres escenas conforman este tapiz, donde lo abigarrado del estilo propio de la tapicería del momento complica el seguimiento de la historia. De izquierda a derecha vemos la numerosa flota portuguesa, cuyos navíos están aparejados con las armas de Portugal, la cruz de san Jorge y otros estandartes. Uno de ellos, en primer término, muestra la divisa personal del monarca indicándonos que se trata de la nave real. El rodizio espargindo gotas empleado por Alfonso V es una rueda dentada que alude a la leyenda del martirio de santa Catalina, hacia la que el rey tenía una gran devoción. Se empleaba como símbolo de la lucha contra los infieles y, junto a la cruz de san Jorge, dotaba de un carácter de cruzada a la empresa africana del portugués.


Un desembarco accidentado

En una segunda escena, vemos a las tropas portuguesas comandadas por el rey, dirigiéndose hacia tierra. El monarca va precedido por dos trompetas, el pendón real y su bandera personal. Los soldados, con todos sus pertrechos y armas, a bordo de pequeñas embarcaciones, van rumbo a la costa. El resto de los soldados siguen a su soberano, pero algunas naves se hunden, mientras sus ocupantes tratan en vano de sobrevivir aferrados a los restos de los botes. La escena tiene un carácter narrativo multiplicando la figura del rey y mostrando episodios sucesivos en el mismo espacio. Así, mientras algunos soldados tratan de sacar del agua los cuerpos de sus compañeros naufragados, el monarca luso, acompañado por el infante don Juan, se dirige ya hacia la ciudad enemiga seguido de sus tropas.


Opulentísima ciudad de moros

Finalmente, en el lado derecho podemos ver la ciudad de Arcila, donde las tropas defensoras se hacen fuertes en sus muros, empuñando lanzas, alfanjes y adargas. La cartela se refiere a la población como “opulentísima ciudad de moros”. A pesar de ello, más parece una ciudad europea que del Norte de África, pues seguramente los tapiceros seguirían un modelo conocido.

La acción del monarca, desembarcando a pesar de las dificultades a la cabeza de sus tropas, junto al despliegue heráldico, convierten la escena en una exaltación de Portugal y su rey, convirtiendo a éste en un héroe para la cristiandad, un auténtico miles christi que contribuyó con sus campañas a la expansión del imperio portugués y la defensa de la fe.


Serie Paño número 1 de Conquista de Arcila y Tánger por Alfonso V de Portugal (Tapices de Pastrana)

Manufactura Talleres de Tournai, probablemente manufactura de Passchier Grenier

c. 1471-1475

Composición Seda y lana

Medidas 368 (izq.) / 357 (der.) x 1108 (sup.) /1107 (inf.) cm

Situación Museo de la colegiata de Pastrana (Guadalajara)

Procedencia Donación del IV duque de Pastrana y VIII del Infantado en 1667



MAZ y JPM



Herramientas personales
Espacios de nombres

Variantes
Navegación
Herramientas