El Honor

De tapices
Saltar a: navegación, buscar


El Honor
Este segundo paño fue el que viajó como muestra de la serie hasta España en 1525, para que el emperador Carlos V decidiese comprar estos tapices. Dedicado al Honor, aparece éste personificado como un juez supremo que decide quiénes son admitidos y quiénes son arrojados del palacio del Honor.

El tribunal del Honor

En la parte superior del paño se ha situado el tribunal del Honor. En el centro, sentado en un trono, el Honor sostiene en sus manos el cetro y el orbe imperial. A su derecha e izquierda, la Virtud y la Victoria, representaciones ambas de la división del Honor, le coronan con laurel. A sus pies, las personificaciones de la Reverencia y de la Majestad conversan. Dos paladines del Honor sostienen el cortinaje que nos dejan ver a aquellos que se sientan en el tribunal del Honor. En las esquinas dos ángeles con trompetas representan la subdivisión del Honor, los medios por los cuales se obtiene: la Naturaleza, en la izquierda, refiere a la Virtud natural y la Escritura, en la derecha, como medio de conseguir la inmortalización de la Victoria. En la parte inferior de este tribunal, un escribano lee los nombres de aquellos que han llegado a ser miembros del tribunal del Honor y los que han sido rechazados.


Los miembros del tribunal del Honor

El Honor, como rey y juez supremo, aparece rodeado de grupo de hombres y mujeres que han alcanzado la dignidad de ser miembros de su tribunal. Este grupo lo forman catorce famosas mujeres y diez reyes y gobernantes, modelos caballerescos, que aparecen coronados y con sus armas y paladines en la parte superior del edificio. Sentados a la izquierda de la Reverencia encontramos (de izquierda a derecha) al famoso caballero de la Primera Cruzada Godofredo de Bouillon, a San Luis de Francia, al emperador alemán Enrique (San Enrique), al gran emperador Carlomagno y al emperador romano Constantino. A la derecha de la Majestad, se disponen (de izquierda a derecha) el bíblico rey David, el emperador romano Octavio Augusto, Abraham, el gran Alejandro Magno y el emperador alemán Otto. Los asientos de la parte baja del tribunal han sido reservados para las famosas mujeres, heroínas bíblicas, reinas y princesas (de izquierda a derecha): la heroína medieval Florence de Rome, Margarita (podría tratarse de Margarita de Austria, tía de Carlos V), Isabel (podría tratarse de Isabel la Católica, abuela de Carlos V), la romana Lucrecia, la reina Tomiris, la famosa reina asiria Semiramis y Santa Helena, que se sienta bajo su hijo el emperador Constantino. Tras el escribano se sientan las bíblicas Sara, Rebeca, Esther, Deborah, Judith, la reina de Saba y una mujer llamada Asia. Además, otros personajes se acercan mediante las dos escaleras a este estrado para formar parte de él, escaleras que comunican con el tapiz anterior, la Fe, y el siguiente en el programa iconográfico la Fama. En ambas escaleras dos mujeres, las personificaciones del Triunfo y la Dignidad, ponen coronas de laurel y flores a los agraciados. En la escalera izquierda encontramos a los reyes de Judá Josías y Josafat, el bíblico Azarías (Abednego) y el general romano Sertorius. En la escalera derecha aparecen el héroe bíblico Josué, el cónsul romano Marco Régulo, el rey Procas de Alba Longa, el emperador romano Tito y el legislador espartano Ligurco.


Los que no tuvieron Honor

En la parte inferior del tapiz se dispone el numeroso grupo de aquellos que se caracterizaron por vivir con deshonor, algunos de los cuales intentan subir al estrado como los emperadores romanos Calígula, en el centro y con la gorgona Medusa a sus pies, y Nerón, a quien se le rompe la escalera en la parte derecha. Encontramos también cuatro jinetes, algunos cayendo de sus caballos (de izquierda a derecha): el emperador romano Juliano el Apóstata, el rey romano Tarquinio el Soberbio, el famoso militar romano Marco Antonio y el tirano Dionisio de Siracusa. En la parte izquierda, la pareja formada por Paris y Helena de Troya mientras que, en la derecha, la Crueldad tira de una mujer llamada Tulia para que no suba al estrado, ya que asesinó a su padre para poder estar con su enamorado el rey Tarquinio el Soberbio. Otros famosos personajes que podemos identificar en el grupo situado a la derecha son el profeta Mahoma, el cruel rey asirio Sardanápalo, Holofernes decapitado en el suelo, la reina Clitemnestra de Micenas o la princesa cretense Fedra, madre de Hipólito.


Leyendas

En la cenefa, de flores y frutos sobre fondo oscuro, intercalando formas metálicas, se disponen tres cartelas con inscripciones en latín. Los textos que se pueden leer en estas cartelas, de izquierda a derecha, son:

Quisquis ut ad claru[m] studiosus sacandat honore[m]

Natura assiduis provocat alma tubis

[Cualquier preclara persona puede alcanzar el Honor, que la naturaleza llama con constantes trompetas]

Candida quos misit virtus, honor arce receptans

Laureat: ambitio quos tulit inde fugat

[Aquellos a los que la brillante Virtud envía, el Honor los recibe y corona en la fortaleza

Aquellos inspirados por la Ambición, los destierra de allí]

Sedulo docta iubet modulis scriptura disertis

Ne quis honoriparos tardet inire lares

[La Escritura erudita ordena con elocuentes medidas

Que nadie debe demorar su entrada en la Casa del Honor]


Serie Los Honores

Segundo paño de la serie

Modelo Cartonistas del círculo de Bernard van Orley y Jan Gossaert, llamado de Mabuse

Manufactura Pieter van Aelst, Bruselas, h.1520

Composición Oro, plata, seda y lana

Medidas 500 x 1000 cm

Situación Palacio Real de La Granja de San Ildefonso

Procedencia Colección del emperador Carlos V

Exposición Sala de Los Honores. Museo de Tapices

Patrimonio Nacional Inv. n. 10026277



VDC



Herramientas personales
Espacios de nombres

Variantes
Navegación
Herramientas