Hércules captura a Cancerbero

De tapices
Saltar a: navegación, buscar


Hércules captura a Cancerbero

Hércules, cubierto hasta la cabeza con la piel del león de Nemea, está maniatando al perro Cerbero ante la mirada de Yolao, que como es habitual permanece al margen de la acción. Bajo un arco que semeja la puerta de los Infiernos, controlada por el terrible guardián, dos personajes muestran su asombro ante la hazaña.



El horrendo can de los infiernos

Euristeo envió a Hércules a los infiernos para que capturase al perro Cerbero, animal monstruoso hijo de Equidna y Tifón, que tenía tres cabezas, como así se muestra en el paño, y una cola de serpiente. El “horrendo can” en palabras de Homero, se mostraba alegre cuando alguien entraba en el infierno pero si trataba de salir lo devoraba. No hay acuerdo sobre si éste fue el último o penúltimo trabajo de Hércules.


Con ayuda de los dioses

Hércules necesitó de la ayuda de Hermes y Atenea para realizar la empresa. Se inició en los misterios de Eleusis, que permitían llegar con seguridad al otro mundo, y comenzó a bajar al reino de los muertos. Éstos, al verlo llegar, huyeron despavoridos, salvo la Gorgona Medusa y Meleagro, quien le contó su historia en términos que conmovieron a Hércules, el cual le prometió que cuando regresase se casaría con su hermana Deyanira.


Hércules lucha con sus manos

Ya en presencia de Hades, Hércules le pidió que le permitiese llevarse a Cerbero, a lo cual el dios de los Infiernos accedió siempre que el héroe lo venciese sin hacer uso de sus armas. Aunque en el tapiz aparece la maza junto a Hércules, éste no pudo utilizarla sino que estranguló al monstruo, a pesar de que le propinó continuos picotazos con su cola envenenada. Además liberó a Teseo y Ascáfalo, los dos hombres que aparecen en el tapiz en la puerta del infierno. Hércules regresó al mundo de los vivos con el perro. Al verlos, Euristeo se escondió presa del pánico, de manera que Hércules no sabiendo qué hacer con el animal se lo devolvió a Hades.


Deyanira, la mujer de Hércules

En la parte superior derecha del paño se representan dos escenas, una de clara interpretación pues Hércules, con sus atributos, camina junto a Deyanira, con quien había prometido casarse. La batalla que aparece quizá haga referencia a que previamente a su matrimonio debió luchar con el dios-río Aqueloo, pretendiente de la joven, que se metamorfoseó en toro y Hércules lo venció y le arrancó un cuerno.


Una constante cenefa

En el orillo de este paño se puede ver la marca del tapicero Willem Dermoyen; la cenefa de frutos y flores con algunas aves repite en buena media la de otros paños.


Serie Trabajos de Hércules

Sexto paño de los conservados de la serie

Modelo Desconocido

Manufactura Willem Dermoyen, Bruselas, c. 1528

Materia Seda y lana

Medidas 345 x 390 cm

Situación Palacio Real de Madrid

Procedencia En la colección real desde Felipe II

Exposición Real Armería



MAZ



Herramientas personales
Espacios de nombres

Variantes
Navegación
Herramientas