Palacio Real

De tapices
Saltar a: navegación, buscar

Palacio Real

La que fuera residencia de los monarcas españoles hasta el final del reinado de Alfonso XIII (1931) tiene su origen en una primitiva atalaya, posteriormente convertida en fortaleza árabe (el alcázar). Fue reformada por diversos reyes cristianos y transformada en un palacio, que, progresivamente, fueron ampliando los monarcas de la casa de Austria hasta hacer de él una de sus residencias oficiales. En 1561, Madrid fue nombrada capital del reino y el alcázar se transformó en residencia real.



Horarios de visita De octubre a marzo: 10:00h-18:00h. De abril a septiembre: de 10:00h-20:00h. (Lunes cerrado)

Tarifas Normal (10,00€), Reducida (5,00€), Niños menores de 5 años (gratuito)

www.patrimonionacional.es


La construcción

Durante la madrugada del 25-XII-1734 se declaró un incendio que arrasó el edificio. Felipe V decidió entonces construir un nuevo palacio mucho más majestuoso que su precedente. En 1735 encargó el proyecto a uno de los arquitectos más brillantes del momento, el italiano Filippo Juvara, quien proyectó un inmenso edificio, versión del Palacio de Versalles de París. Su muerte en 1736 favoreció un replanteamiento de la obra, que fue encargada entonces a su discípulo y seguidor aventajado Giovanni Battista Sacchetti. Su idea, respetuosa con ciertos conceptos de Juvara, fue más modesta. En líneas generales, es un palacio de planta cuadrada con gran patio central y cuerpos salidizos en los ángulos (con clara referencia a los tradicionales alcázares hispanos); Sacchetti aumentó considerablemente la altura propuesta por su maestro.

El patio es un claustro de tres plantas, con planta baja porticada, segunda planta acristalada y un cuerpo superior retirado con terraza de ventanas adinteladas. En la fachada exterior se dispuso un gigantesco entablamento con remate en balaustrada. Todo el palacio presenta un monumental y compacto aspecto exterior que se inscribe perfectamente en el barroco internacional de tipo afrancesado, esto es, clasicista.


El interior

Fue otro italiano, Francesco Sabatini, ya bajo el reinado de su protector Carlos III (1759-1788), quien realizó el proyecto final de la escalera de acceso. En la decoración de su interior participaron grandes decoradores y pintores, como Corrado Giaquinto, los Tiépolo o Antón Rafael Mengs, y españoles como Maella, Bayeu o González Velázquez. Alberga cuadros de Goya (dos retratos de Carlos IV y otros dos de la reina María Luisa de Parma), Velázquez, Caravaggio, Juan de Flandes y Rubens.

Algunas de las cámaras del palacio son, ya por su decoración o exuberancia, ya por su elegancia, de obligada mención: el Salón del Trono, las salas Gasparini (con sus chinerías dieciochescas de estilo rococó), el Gabinete de Porcelana (adornos rococó procedentes de la Real Fábrica del Buen Retiro), el Gran Comedor de Gala, la Sala de Instrumentos Musicales (dos violines, dos violoncelos y una viola Stradivarius), el Salón de Columnas, el Salón de los Espejos, la Biblioteca Real y la Capilla Real, realizada por Ventura Rodríguez en estilo barroco y neoclásico.



FP



Herramientas personales
Espacios de nombres

Variantes
Navegación
Herramientas