Serie Grutescos (Cama de Felipe II)

De tapices
Saltar a: navegación, buscar

Serie Grutescos (Cama de Felipe II)

José María Florit, conservador del monasterio de El Escorial a principios del siglo XX, consagró su labor a devolver al palacio el aspecto original que tenía en la época de Felipe II, su fundador. A la hora de reconstruir la cama del monarca, se basó en documentación que indicaba que iba vestida con cortinas y goteras de tejidos como terciopelo en invierno. En principio escogió una tela más simple con una cenefa como muestran antiguas fotografías. No obstante, posteriormente para enriquecer estas caídas incorporó al fondo unos tapices de la colección real con grutescos. Desgraciadamente, alguna cenefa de esta serie se recortó para adaptarla a una chimenea. En la gotera también se incorporan las armas del rey.



La serie consta de cuatro paños: tres caídas a modo de cortinas y el cielo de la cama. Los motivos son profanos como frutas, flores, animales, cariátides, cartelas, etc. El tema de los grutescos estaba muy a la moda a finales del siglo XVI. Esta serie emparenta con la de los monos que, actualmente, se expone en el Palacio de El Pardo.

En el monasterio se utilizan estos motivos decorativos en frescos, aunque con un claro sentido religioso y moralizante. Los únicos grutescos más paganos y cercanos a la Antigüedad están en espacios palaciegos como la bóveda de la denominada Sala de Batallas.

Esta serie está relacionada con el Tálamo nupcial. En el primer paño lateral destacan las figuras desnudas de un hombre y una mujer, bajo los cuáles hay un niño y una oveja que simbolizan la paciencia necesaria para la unión conyugal.

En el siguiente paño lateral, aparte de multitud de aves, llaman la atención el conejo y el lince que asoman sus cabezas por agujeros simbolizando la astucia y el miedo. La cenefa superior, con angelotes y guirnaldas, está centrada por la inscripción: DOMINVS ILLVMINATIO MEA en una filacteria.

En los pies aparece un gran jarrón central, flanqueado por fauna y fauno. La cenefa superior es similar al paño anterior con las inscripciones SPERAVIT. LIBERABO EVM/ QUEM COGNOVIT. NOME MEVM. y SPAVIT. LIBE/RABO/EV/COENOVIT/ EV. QM. NOME./ PEGA MEV

El techo comprende cuatro piezas triangulares, unidas formando una sola. En el centro de uno de los triángulos mayores aparece la figura de Dafne transformada en árbol, dentro de una ferronnerie (forja artística); a ambos lados, dos representaciones del dios Hermes, sosteniendo serpientes entre las manos. La decoración se completa con vasos de flores y frutos aislados sembrados por el fondo. En el triángulo opuesto a éste, la parte central presenta un gran vaso de flores bajo doselete; en los ángulos, un hombre y una mujer desnudos, sentados sobre cartelas, sostienen cuerdas de las que penden aves. En los triángulos más pequeños, aparecen, en uno una figura femenina vestida, símbolo de la Virtud, flanqueada por otras dos, una masculina y otra femenina, sentadas y afrontadas. En la parte inferior, dos centauros, que representaban el deseo carnal. En el triángulo opuesto a éste, un vaso de flores central sobre el que se encuentra un niño desnudo; en los ángulos inferiores, un joven y un anciano, símbolo de las edades de la vida.


Referencias

P. Junquera de Vega y C. Herrero Carretero, Catálogo de Tapices del Patrimonio Nacional. Volumen I: Siglo XVI, Madrid: Patrimonio Nacional, 1986, pp. 225-229


Serie Grutescos

Modelos Cornelis Floris

Manufactura Bruselas

Materia Oro, plata, seda y lana

Lugar Real Monasterio de San Lorenzo de El Escorial, Palacio de los Austrias

Procedencia Colección de Felipe II

Exposición Alcoba de Felipe II



APT



Herramientas personales
Espacios de nombres

Variantes
Navegación
Herramientas