Serie Historia de Teseo

De tapices
Saltar a: navegación, buscar

Serie Historia de Teseo
El relato de Teseo y su victoria sobre el Minotauro de Creta es una de las hazañas más conocidas de los héroes griegos, junto con la historia de los trabajos de Hércules. Esta historia de Teseo se narra en nueve paños de seda y lana manufacturados por Jan Raes el Joven hacia 1630, adquiridos en 1636 por el rey Felipe IV. Algunos paños se encuentran en las sedes de embajadas españolas, en Lisboa o Washington, y en la actualidad se exponen cuatro en este Real Palacio de El Pardo.

En la colección de Patrimonio Nacional se conservan dos series de paños que cuentan la historia de Teseo, un héroe de Atenas. Ambas fueron tejidas a partir de cartones del pintor bruselense Anthonis Sallaert a finales de la década de 1620. El artista estuvo influido por los cartones que realizó Rubens hacia 1626 para la serie de la Eucaristía, cuya primera edición se conserva en las Descalzas Reales en Madrid. Rubens adoptó una perspectiva sotto in sù (de abajo arriba) y enmarcó los paños con unas grandes columnas salomónicas, lo que repitió con fortuna Sallaert. Jan Raes el Joven se encargó de la manufactura, y así figura su nombre en varios paños: “IAN RAES LE IEVSNE”.

La historia de Teseo se narra según las Vidas paralelas de Plutarco, que emparejó su biografía a la de Rómulo, el fundador de Roma. A pesar de la importancia en la literatura, el relato rara vez ha sido incorporado a los tapices (se conserva una colgadura en los Uffizi de Florencia), por lo que el hecho que existan dos series en Patrimonio Nacional es excepcional.

Teseo siendo niño fue apartado de Atenas por su padre el rey Egeo. Vivió con su madre, Etra, hasta que ya adulto fue capaz de levantar la piedra bajo la cual estaban las sandalias y la espada de su padre. Éste, sin saber que era su hijo, para probar su valía le hizo luchar con el Toro de Marathón, al que venció. Una vez reconocido, Teseo pidió permiso para ir a Creta en la expedición anual que los atenienses debían hacer a la isla para entregar al Minotauro siete doncellas y siete jóvenes. Durante el viaje Teseo se declaró hijo de Poseidón y para probarlo tuvo que encontrar la sortija que el rey Minos había tirado al mar; Teseo se sumergió y ayudado por delfines llegó a donde se encontraba Anfítrite, esposa de Poseidón, que le entregó el anillo.

Ya en Creta, se enamoró de él Ariadna, hija de Minos y Pasífae, que le facilitó un ovillo de hilo, de manera que ató un cabo en la entrada del laberinto y lo fue desenredando para así poder encontrar el camino de regreso. Encontró al Minotauro, al que dio muerte, y junto a Ariadna emprendió el camino de vuelta a Atenas. Hizo escala en la isla de Naxos, donde abandonó a Ariadna, quien desesperó si bien pronto se casó con Dioniso/Baco. Cuando se aproximaba a Atenas, el héroe olvidó cambiar las velas negras de las naves por otras blancas, lo que entendió Egeo como que había fallecido y abatido se lanzó al mar que tomó su nombre.


Referencias

P. Junquera de Vega y C. Díaz Gallegos, Catálogo de tapices del Patrimonio Nacional. Volumen II: Siglo XVII, Madrid: Patrimonio Nacional, 1986, pp. 117-126.

C. Herrero Carretero, “Tapisseries royales espagnoles de la maison de Habsbourg et acquisitions flamandes de la maison de Bourbon”, en Tapisserie au XVIIe siècle et les collections européennes, Chambord, 1999, pp. 103-112.


Serie Historia de Teseo

Modelos Anthonis Sallaert

Manufactura Jan Raes el Joven, Bruselas, c. 1630

Composición Seda y lana

Lugar Galería superior del Patio de los Austrias del Real Palacio de El Pardo

Procedencia Colección de Felipe IV



MAZ



Herramientas personales
Espacios de nombres

Variantes
Navegación
Herramientas