Tarquino Prisco

De tapices
Saltar a: navegación, buscar


Tarquino Prisco

Magnífico tapiz del siglo XV, único ejemplar de lo que con mucha probabilidad fuera una serie centrada en la Historia de Roma. Junto con los cuatro de La Guerra de Troya, entró en la catedral a comienzos del siglo XVII y, como ellos, lleva el blasón del II o III conde de Tendilla, tejido posteriormente a la manufactura del paño. Esto indicaría la pertenencia a la familia antes de que llegase al conde de Alba de Aliste, autor de la donación a la catedral.



Historia de un rey romano

Cuatro escenas muestran la historia del rey de Roma Lucio Tarquino Prisco, también conocido como Tarquino el Viejo (c. 616-c. 578 a. C.), quinto de los reyes romanos según la tradición, si bien parece que él fue quien realmente fundó la ciudad. El autor del boceto ha seguido con ciertas licencias el relato de Tito Livio, seguramente a partir de alguna de las numerosas traducciones francesas realizadas en la Edad Media.


A la moda de su época

Como era propio en el siglo XV, el tapiz carece de bordura. En la parte superior tres inscripciones sucesivas relatan los acontecimientos que se representan con innumerables figuras, si bien las escenas están perfectamente separadas entre sí. En la parte izquierda se ve a Lucio (nombre que tenía el personaje al que añadió el de Tarquino por ser originario de la ciudad etrusca de Tarquinia), que acompañado por una nutrida corte avanza a caballo hacia Roma.


El águila, la coronación y la batalla

Al llegar al monte Janículo, un águila le quitó el sombrero ante el asombro de todos menos de su esposa, Tanaquil, que vio en ello buenos augurios. Efectivamente, en la escena central, separada de la anterior por una serie de torrecillas de las murallas de la ciudad, se ve cómo Tarquino es coronado rey de Roma. La inscripción declara que embelleció la ciudad con fuertes y altas murallas y construyó alcantarillas, y esa faceta es la que se representa en la parte inferior: el rey “Priscus Tarquinus” visita al maestro que levanta las murallas mientras un operario transporta a hombros una piedra y otro trabaja en las cloacas. El último episodio, también separado del anterior, en este caso por un lienzo de la muralla, despliega la batalla entre los romanos liderados por Tarquino Prisco y los sabinos, con la victoria de los primeros; el rey, con la lanza rota después de que se partiese al atravesar la garganta de su contrincante, levanta el brazo en señal de victoria, mientras que un elegante arquero en primer plano está a punto de disparar una flecha.


Tournai o Bruselas

Aunque podría haberse tejido en Tournai, la calidad del paño, con una trama muy apretada, el cuidado en las figuras que se alejan de los rostros caricaturescos de Tournai, la cuidada representación del espacio con una cierta sensación de tercera dimensión y la separación clara entre los diferentes episodios, apuntan a la posibilidad de que se manufacturara en Bruselas.


Referencias

F. Martín Avedillo, Los tapices de la catedral de Zamora, Zamora, 1989.

J.-P. Asselberghs, Los tapices flamencos de la catedral de Zamora, Salamanca, 1999.


Serie Desconocida. ¿Historia de Roma?

Manufactura ¿Talleres de Bruselas?

Fecha c.1475

Composición Seda y lana, 6 hilos por cm

Procedencia Entró en la catedral, en 1608, por donación del conde de Alba de Aliste

Lugar Catedral de Zamora (Museo catedralicio)



MAZ




Herramientas personales
Espacios de nombres

Variantes
Navegación
Herramientas