Tribulaciones de la vida humana

De tapices
Saltar a: navegación, buscar


Tribulaciones de la vida humana

También conocido este tema como “El carro de heno”, se reproduce en el tapiz el panel central de los trípticos que con el mismo nombre se conservan en el Museo Nacional del Prado y en el propio Monasterio de El Escorial (Celda Prioral Baja), ambos propiedad del rey Felipe II (1527-1598). Como era habitual en estas obras, las tablas laterales muestran El Paraíso y la consecuencia del pecado: El Infierno como vemos en el tapiz del Jardín de las Delicias. Estos trípticos cerrados mostraban en una grisalla el peregrino por el difícil camino de la vida.



Una esfera en el mar agitado

Un globo rematado por una cruz, algo inclinada hacia la derecha, contiene el tema protagonista. La esfera transparente flota en un mar agitado, plagado de feroces peces, sobre una barca. Mediante una escalera un grupo de personajes, entre ellos un fraile, intenta introducir a un hombre en la proa; en el extremo opuesto, una cruz latina de brazos con remates circulares es adorada por tres ángeles. En el ángulo superior izquierdo, un monstruo marino despide fuego por sus fauces, fuego que se transforma en bandada de pájaros.


El carro de heno

En su interior la escena principal basada en la tabla central de un tríptico pintado de hacia 1513 conocido como “El carro del heno”, que se conserva tanto en el Museo del Prado como en el Real Monasterio de El Escorial. Esta pintura moralizante se inspira en el salmo XIV del profeta Isaías “Toda carne es como el heno y todo esplendor como la flor de los campos. El heno se seca, la flor se cae”, haciendo hincapié sobre lo efímero de los placeres mundanos. El Bosco utilizó esta pintura también para representar a la humanidad presa del pecado, como el proverbio flamenco“El mundo es como un carro y cada uno coge lo que puede”.


Deleites mundanos

Sobre el carro, las representaciones alegóricas monstruosas de los deleites mundanos, que en el tríptico original serían parejas escuchando la deleitosa música profana junto a un demonio. Tiran de él leones, perros, lobos y peces con cuerpo de hombre que simbolizan los pecados mortales que arrastran a la humanidad. Pontífices, reyes, eclesiásticos y hombres de humilde condición pretenden escalar el carro o conseguir una brizna del preciado heno.


Serie Tapices de El Bosco

Tercer paño de la serie

Modelo inspirado en pinturas de Jerónimo Bosco

Manufactura Bruselas, antes de 1560

Materia Oro, plata, seda y lana

Medidas 298 x 368 cm

Situación Real Monasterio de San Lorenzo de El Escorial

Procedencia Colección del cardenal Antonio Perrenot de Granvela

Exposición Salones de Honor

Patrimonio Nacional Inv. n. 10004012



APT



Herramientas personales
Espacios de nombres

Variantes
Navegación
Herramientas