Vertumno besa a Pomona

De tapices
Saltar a: navegación, buscar


Vertumno besa a Pomona

Antiguamente, este séptimo paño formaba uno junto al sexto de esta serie, en el que se representaba dos escenas relacionadas con la transformación de Vertumno en anciana. Tal y como se conserva en la actualidad este paño séptimo, en el que Vertumno abraza a Pomona, sería la mitad izquierda de la composición original. Según el texto de Ovidio, después de solamente haber conseguido contemplar a la diosa con sus distintos disfraces, Vertumno se transforma en una anciana y logra acercarse y besar a Pomona. Como se explicó en el paño anterior, la división del tapiz original tuvo lugar en 1879, cuando se modificaron para servir como decoración estable del Comedor de Gala del Palacio Real. Por el mismo motivo, la inscripción en la cenefa superior y el borde lateral izquierdo no se corresponden con la composición actual.



La falsa anciana

En el tapiz original, antes de ser modificado, existía una inscripción latina en el borde superior: PO[S]TREMO FIT ANVS FALLAX (Finalmente, se transforma en une vieja mujer mentirosa). Según lo relata Ovidio en sus Metamorfosis (XIV, 650), Vertumno consigue acercarse a Pomona únicamente cuando se disfraza de anciana.


El disfraz de Vertumno

Como en todos los paños, el traje de Vertumno está lleno de detalles y meticulosamente escogido. El dios viste un rico abrigo de un terciopelo de color verde, bordado de arabescos de oro y forrado con piel. El manto que le cubre la cabeza y el velo disimulan, en parte, su cara. Es un traje con un toque oriental que recuerda a los de las mujeres turcas. También podría asociarse este traje a los que llevaban las figuras romanas, tal y como se difunden en las colecciones de estampas de la segunda mitad del siglo XVI. El estudio de los trajes de Vertumno y Pomona revela la existencia de un repertorio de modelos que fueron utilizados para las representaciones de textiles en varias series de tapices. Es interesante resaltar, por ejemplo, que el género de la falda que lleva Pomona se corresponde con una tela llamada “tejido de Lucca”, frecuentemente utilizado en la pintura y en los tapices flamencos. Para el diseño de la túnica de Pomona, los cartonistas hicieron uso de un libro de modelos de estilo árabe, publicado varias veces por Hieronimus Cock, un artista de Amberes.


Una arquitectura extravagante

Como se ha comentado anteriormente, uniendo los paños sexto y séptimo podemos apreciar plenamente la extravagancia y la complejidad arquitectónica del escenario. Como de costumbre, en el primer plano de la composición aparecen los dioses bajo una galería sumergida por vegetación, esta vez una parra cargada de uvas. Esculturas de diverso tipo se arraigan en pedestales, decorados con figuras de grutescos, y sostienen frontones de estilo clásico. Dispuestos sobre la baranda de piedra destacan monumentales y magníficos cuencos y cestos llenos de diversas especies vegetales.


Otros amores de Júpiter

Las cenefas de este paño séptimo fueron recompuestas a partir de las del quinto paño de la serie 18 de Patrimonio Nacional. Júpiter y Antíope es el tema del cartucho del borde inferior del tapiz, que como en todos los paños de las series, ilustra historia de los amores de este dios. En los bordes laterales se reconocen, a la izquierda, la transformación de Cipariso y, a la derecha, el mito de Leucótea.


Serie Vertumno y Pomona

Séptimo paño de la serie

Modelo Círculo de Pieter Coeck van Aelst

Manufactura Wilhelm Pannemaker, Bruselas, h. 1545-1550

Materia Oro, plata, seda y lana

Medidas 430 x 365 cm

Situación Palacio Real de Madrid

Exposición Comedor de Gala

Patrimonio Nacional Serie 16



CP



Herramientas personales
Espacios de nombres

Variantes
Navegación
Herramientas