Serie Vertumno y Pomona (El Pardo)

De tapices
(Diferencias entre revisiones)
Saltar a: navegación, buscar
(Página creada con «{{MenuMadrid}} {{Serie5 |visorimagenes={{Imagenesvisor|serie11-madrid|01}}{{Imagenesvisor|serie11-madrid|02}}{{Imagenesvisor|serie11-madrid|03}}{{Imagenesvisor|serie11-madr...»)
 
Línea 1: Línea 1:
 
{{MenuMadrid}}
 
{{MenuMadrid}}
 +
{{Traduce-EN|Vertumnus_and_Pomona_Series}}
 +
{{Traduce-FR|en cours de construction)}}
 
{{Serie5
 
{{Serie5
 
|visorimagenes={{Imagenesvisor|serie11-madrid|01}}{{Imagenesvisor|serie11-madrid|02}}{{Imagenesvisor|serie11-madrid|03}}{{Imagenesvisor|serie11-madrid|04}}
 
|visorimagenes={{Imagenesvisor|serie11-madrid|01}}{{Imagenesvisor|serie11-madrid|02}}{{Imagenesvisor|serie11-madrid|03}}{{Imagenesvisor|serie11-madrid|04}}
 
|nombreserie=Serie <i>Vertumno y Pomona</i>
 
|nombreserie=Serie <i>Vertumno y Pomona</i>
 
|introduccion=
 
|introduccion=
 +
Los tapices de Vertumno y Pomona forman, sin duda, la más monumental figuración plástica de la fábula contada por Ovidio en sus <i>Metamorfosis</i> (Libro XIV, 623-771). Según el poeta, la diosa vivía retirada en sus tierras, donde se dedicaba plenamente a sus deberes: la cosecha de sus jardines. Desconfiaba de las criaturas de los bosques y no dejaba a intrusos, especialmente de sexo masculino, entrar en sus huertos. Ovidio relata cómo Vertumno, dios de las estaciones que se enamoró de Pomona, va lograr acercarse y seducirla usando su poder: el don de transformarse en cualquier forma que desease. Las colecciones de tapices de los Hasburgo contaban, por lo menos, con cuatro series de la fábula de <i>Vertumno y Pomona</i>, tejidas en oro, plata, seda y lana. La serie que se expone actualmente en el Palacio Real de El Pardo y el Palacio Real de Aranjuez es una de estas cuatro, catalogada como la serie 18 de Patrimonio Nacional.
 +
  
 
|textoficha1=
 
|textoficha1=
 +
<p><b>Cada tapiz ilustra las transformaciones de Vertumno, que aparece ante Pomona bajo distintos disfraces.</b> Se conservan siete tapices de esta serie que debía contar con ocho paños. Después de aparecer el dios transformado en segador (paños I y II), labrador (paño III; perdido), podador (paño IV), jardinero (paño V), soldado (paño VI) y pescador (paño VII), Vertumno se gana la confianza de Pomona disfrazado como una anciana y logra convencerla para que acepte su amor. La unión de los dioses se celebra en el último paño (paño VIII). Unas inscripciones latinas contenidas en las cartelas de los bordes superiores nos introducen y aclaran el tema representado. </p>
 +
 +
<p><b>En las cuatro series que poseían los Habsburgo, las cenefas de los tapices son de un tipo inusual</b> dentro de la producción de tapices bruselenses de aquella época, proponiendo ornamentos con temas raros que se relacionan con el tema principal de los tapices. En los medallones centrales de las cenefas inferiores se describen varias historias de la metamorfosis y amores del dios Júpiter, mientras que en los bordes laterales, los ornamentos dejan ver una selección de transformaciones vegetales inspiradas por el texto de Ovidio o también por fuentes pictóricas.</p>
 +
 +
<p><b>En los tapices, el escenario de la fábula es el maravilloso jardín de Pomona, </b>que destaca por su planteamiento innovador: una puesta en escena teatral utilizando la perspectiva. Dispuestos todos los tapices juntos en una sala, uno al lado del otro, forman un jardín de interior de dimensiones monumentales (aproximadamente 40m x 5m), en el que destacan las figuras de termas y cariátides que sostienen las exquisitas pérgolas. Las composiciones de estos tapices reflejan el interés que despertaban los jardines en las cortes renacentistas y la influencia de los programas iconográficos realizados al fresco en el norte de Italia. Sin embargo, los espectaculares y lujosos escenarios en los que se describen los amores de Vertumno y Pomona están relacionados con las nuevas formas de jardín “arquitectónico” que aparece en la literatura, destacando entre todas las obras el <i>Sueño de Polífilo</i>, escrito por Francesco Colonna e impreso por el famoso Aldo Manucio en Venecia en 1499.</p>
 +
 +
<p><b>En las cuatro series de <i>Vertumno y Pomona</i> que poseían los Habsburgo, los bordes muestran un diseño característico,</b> creando la ilusión de que los tapices están enmarcados. Sin embargo, las cenefas de los tapices de esta serie 18 destacan por tener un diseño propio formado por ovas y hojas de acanto sobre fondo azul, con mascarones en los ángulos. </p>
 +
 +
<p><b>Además de esta serie 18 que se expone en el Palacio Real de El Pardo y en el Palacio Real de Aranjuez, otras dos series de las que pertenecieron a los Habsburgo se conservan también en Patrimonio Nacional </b>(series 16 y 17). Una última serie se encuentra actualmente divida entre dos instituciones: el Kunsthistorisches Museum de Viena (siete paños) y la colección Gulbenkian de Lisboa (un paño). Se conocen también numerosas copias posteriores. </p>
 +
  
 
{{tabla1|
 
{{tabla1|
Línea 21: Línea 35:
 
|imagenbuscador= [[Imagen:serie11-madrid_thumb.jpg]]
 
|imagenbuscador= [[Imagen:serie11-madrid_thumb.jpg]]
 
}}
 
}}
 +
 +
{{Pag-Anterior|Palacio_Real_de_El_Pardo}}
 +
{{Pag-Siguiente|Vertumno_transformado_en_jardinero}}

Revisión de 15:29 8 oct 2013

Serie Vertumno y Pomona
Los tapices de Vertumno y Pomona forman, sin duda, la más monumental figuración plástica de la fábula contada por Ovidio en sus Metamorfosis (Libro XIV, 623-771). Según el poeta, la diosa vivía retirada en sus tierras, donde se dedicaba plenamente a sus deberes: la cosecha de sus jardines. Desconfiaba de las criaturas de los bosques y no dejaba a intrusos, especialmente de sexo masculino, entrar en sus huertos. Ovidio relata cómo Vertumno, dios de las estaciones que se enamoró de Pomona, va lograr acercarse y seducirla usando su poder: el don de transformarse en cualquier forma que desease. Las colecciones de tapices de los Hasburgo contaban, por lo menos, con cuatro series de la fábula de Vertumno y Pomona, tejidas en oro, plata, seda y lana. La serie que se expone actualmente en el Palacio Real de El Pardo y el Palacio Real de Aranjuez es una de estas cuatro, catalogada como la serie 18 de Patrimonio Nacional.

Cada tapiz ilustra las transformaciones de Vertumno, que aparece ante Pomona bajo distintos disfraces. Se conservan siete tapices de esta serie que debía contar con ocho paños. Después de aparecer el dios transformado en segador (paños I y II), labrador (paño III; perdido), podador (paño IV), jardinero (paño V), soldado (paño VI) y pescador (paño VII), Vertumno se gana la confianza de Pomona disfrazado como una anciana y logra convencerla para que acepte su amor. La unión de los dioses se celebra en el último paño (paño VIII). Unas inscripciones latinas contenidas en las cartelas de los bordes superiores nos introducen y aclaran el tema representado.

En las cuatro series que poseían los Habsburgo, las cenefas de los tapices son de un tipo inusual dentro de la producción de tapices bruselenses de aquella época, proponiendo ornamentos con temas raros que se relacionan con el tema principal de los tapices. En los medallones centrales de las cenefas inferiores se describen varias historias de la metamorfosis y amores del dios Júpiter, mientras que en los bordes laterales, los ornamentos dejan ver una selección de transformaciones vegetales inspiradas por el texto de Ovidio o también por fuentes pictóricas.

En los tapices, el escenario de la fábula es el maravilloso jardín de Pomona, que destaca por su planteamiento innovador: una puesta en escena teatral utilizando la perspectiva. Dispuestos todos los tapices juntos en una sala, uno al lado del otro, forman un jardín de interior de dimensiones monumentales (aproximadamente 40m x 5m), en el que destacan las figuras de termas y cariátides que sostienen las exquisitas pérgolas. Las composiciones de estos tapices reflejan el interés que despertaban los jardines en las cortes renacentistas y la influencia de los programas iconográficos realizados al fresco en el norte de Italia. Sin embargo, los espectaculares y lujosos escenarios en los que se describen los amores de Vertumno y Pomona están relacionados con las nuevas formas de jardín “arquitectónico” que aparece en la literatura, destacando entre todas las obras el Sueño de Polífilo, escrito por Francesco Colonna e impreso por el famoso Aldo Manucio en Venecia en 1499.

En las cuatro series de Vertumno y Pomona que poseían los Habsburgo, los bordes muestran un diseño característico, creando la ilusión de que los tapices están enmarcados. Sin embargo, las cenefas de los tapices de esta serie 18 destacan por tener un diseño propio formado por ovas y hojas de acanto sobre fondo azul, con mascarones en los ángulos.

Además de esta serie 18 que se expone en el Palacio Real de El Pardo y en el Palacio Real de Aranjuez, otras dos series de las que pertenecieron a los Habsburgo se conservan también en Patrimonio Nacional (series 16 y 17). Una última serie se encuentra actualmente divida entre dos instituciones: el Kunsthistorisches Museum de Viena (siete paños) y la colección Gulbenkian de Lisboa (un paño). Se conocen también numerosas copias posteriores.


Serie Vertumno y Pomona

Modelos Círculo de Pieter Coecke Van Aelst y Léonard Thiry

Manufactura Taller desconocido, Bruselas, antes de 1550

Composición Oro, seda y lana

Lugar Palacio Real de El Pardo

Procedencia Mencionada por primera vez en el inventarío de Carlos II



CP



Herramientas personales
Espacios de nombres

Variantes
Navegación
Herramientas